dima
  • Memorias de la escuela 01, 2015

    Memorias de la escuela ¿Es este un museo del pasado? ¿O es, más bien, la representación de algo que todavía no puede irse, vale decir, de algo que se encuentra enquistado en el corazón de la escuela y que parece muy difícil de poder remover? En esta muestra, Isabel Guerrero presenta un conjunto de instalaciones que permiten pensar el país que tuvimos y algunas raíces que padecemos todavía. Esta es una exposición sobre objetos de la escuela peruana, pues la artista sabe bien que la ideología está inscrita en lo material, que ha penetrado en ella y que, desde ahí, constituye casi toda la realidad. Los armarios, las carpetas, los uniformes, la iconografía militar y los propios libros son agentes constitutivos de una inercia escolar deteriorada. Aunque hay signos de modernización, lo cierto es que los nuevos objetos que emergen siguen atrapados en un contexto que los aprisiona cruelmente. Esta, sin embargo, es también una exposición sobre actores. Es una muestra que trae consigo un sin número de testimonios de personas que siempre han querido cambiar las cosas. Notemos que todas las piezas son móviles, que la artista ha introducido en ellas pequeñas ruedas que nos hacen pensar en los triciclos de trabajo, en los carritos de venta ambulante, en un país que sabe bien que la realidad puede desplazarse y cambiar radicalmente. Esta es, entonces, una exposición sobre objetos y actores, y el arte no parece ser otra cosa que el discurso que los une. El arte, dicen algunos, es “un objeto que piensa.” Víctor Vich